Index
Harware d'ordinadors
Fira d'Amposta
Port Aventura
PUENTING

 

 

 

 

 

PUENTING
Esta actividad consiste en saltar al vacío desde una altura de veinte metros con total seguridad. Probar la sensación de caída al vacío y saber lo que es la ingravidez por un breve intervalo de tiempo, viendo como se acerca el suelo en escasos segundos hasta que las cuerdas hacen su función.

Actividad muy emocionante preparada para gente valiente en la que descargas toda la adrenalina que llevas dentro de tu cuerpo. Se realiza desde lo alto de un puente, y lo que más cuesta es decidirte a dar el primer salto. A partir del primer salto, ya todo es más fácil. Ante todo, el deporte mas emocionante de todos los que puedes realizar. Lo peor es pensar en realizar el salto.
Las compañías de guías con las que puedes realizar esta actividad son las siguientes:

ARAGON ASTURIAS MADRID VALENCIA
ALCORCE <http://www.encomix.es/~alcorce> PUZZLE <mailto:pvzzle@jet.es> RIOMAR ASTURTREK RIOMAR HORIZONTE <mailto:odahorizonte@ctv.es> OUT DOOR

¿Qué es? Tanto uno como otra disciplina tienen elementos comunes. En esencia, en ambos se trata de lanzarse al vacío sostenido por una o dos cuerdas. Sin embargo, mientras que en el Puenting el movimiento es pendular, en el Benji se producen oscilaciones perpendiculares al suelo, producidos por el retroceso de la goma elástica. El Puenting tiene como origen histórico las caídas sufridas por los escaladores, que quedaban sostenidos por la cuerda. De aquí surge el deseo de realizar una caída controlada, para experimentar esta fuerte sensación con seguridad. El Benji tiene un nacimiento diferente. Parte de un rito iniciático de los indígenas de las Antípodas, que para demostrar su virilidad se lanzan desde una torre de 25 metros, con una liana sujeta a las piernas. En España ha tenido un gran auge desde principios de los años 80, momento en el que un matrimonio suizo lo introdujo en nuestro país. ¿Qué material necesito para practicarlo?
Cuerdas (1 o 2 dependiendo de si se trata de Benji o Puenting)
Arnés.
Mosquetones.
Guantes.
¿Se requiere alguna condición física especial? Se suele exigir un certificado médico en el que se especifique que la persona no padezca ningún tipo de afección cardiaca, ya que podría provocar desvanecimientos. Además la capacidad de concentración y sangre fría son esenciales. Consejos
Es recomendable impulsarse hacia delante para describir una trayectoria adecuada.
En cada salto se requiere un mínimo de tres personas: una se coloca arriba, otra abajo y la tercera es la que salta.
Con el fin de prevenir posibles accidentes, se colocan dos cuerdas de iguales dimensiones y características.
Hay que comprobar que la cuerda así como los anclajes y demás elementos se encuentran en perfecto estado de seguridad.
La medición de la cuerda también es clave, deben restarse 5 metros como mínimo sobre la altura del puente o soporte.
¿Qué nivel de riesgo tiene? Medio. En cualquier caso las normas de seguridad son vitales aun incluso más que en otros deportes.

Esta actividad está pensada para corazones fuertes, mentes robustas y cuerpos con una alta carga de adrenalina. Es una buena forma de relajar las tensiones y probar algo único. Hace falta valor, ya que enfrentarse al vacío impresiona al más pintado. Y eso que uno no se tiene que preocupar mucho de la seguridad: las empresas que organizan este tipo de actividad se preocupan de garantizar que todo salga a la perfección. El material corre por su cuenta, pero el valor es cosa tuya. En el alto de Azkarate existe un punto caliente para experimentar una sensación única. También son válidos los puentes de Atxazpi e Isuntza, entre otros muchos. Puenting en Azkarate Entre las localidades guipuzcoanas de Elgoibar y Azkoitia se encuentra el puente de Azkarate, insustituible para los amantes del puenting. En el País Vasco existen pocos puntos donde experimentar esta sensación única, ya que por ley hay limitaciones para practicar esta actividad en autovías y autopistas. Una vez hecha la primera criba, hay que buscar puentes que sean más altos que anchos y dispongan de unas resistentes barandillas de seguridad. Al final quedan uno en Sobrón, en Álava; otro, en Lekeitio y Berriatua; y el del alto de Azkárate, el que goza de mayor aceptación. En su punto más elevado tiene 50 metros de alto y 20 de ancho. Por él pasa una carretera secundaria, pero existen aceras a cada lado para maniobrar con total seguridad. Junto al barranquismo <http://www.elcorreodigital.com/guiaocio/activo/actividades4.html>, el puenting es una de las actividades con mayor aceptación entre la gente joven. Una cuerda dinámica de once milímetros de grosor y un arnés de pecho constituyen el equipo básico para lanzarse al vacío. Luego están los arrestos que se tengan para tirarte desde lo alto. El movimiento pendular al atravesar el ojo del puente provoca una intensa sensación de vuelo. Naturlan (944304657 y 609- 245678) organiza esta actividad al precio de 3.000 pesetas dos saltos. El primero de ellos es para perder el miedo y el segundo, para disfrutar a tope. K- 2 (943130918) es otra de las empresas de turismo activo que operan en la zona. •Naturlan, Deporte y Aventura: Tel. 944304657 y 989581241 •Gulliver SC: Tel. 970052274 •Eguzkiarri Aventura: Tel. 944417184 •Basori Aventura: Tel.946693204 •Sastarrain: Tel. 943148115 •K-2: Tel.943130918

El Puenting

El Puenting, es una actividad a la que difícilmente se la puede catalogar como deporte, sería más exacto catalogarlo como una práctica de riesgo. Esta práctica consiste fundamentalmente en lanzarse al vacío desde un puente, previamente atado a una cuerda. La cuerda que en un extremo debe estar firmemente anclada a un lado del puente, pasa por debajo de este y en el otro extremo se encuentra el saltador. Este lleva un arnés que hace que la fuerza del tirón se reparta por todo su cuerpo, y el arnés está sujeto a la cuerda mediante nudos o mosquetones de escalada. Se deben utilizar varias cuerdas, o al menos dos, así como un material en perfectas condiciones. Esta emocionante práctica, debe ser siempre supervisada por personal experto y con las debidas precauciones no reviste ningún peligro extraordinario. Hay variaciones sobre este deporte, como saltar con una goma elástica en los tobillos o saltar desde un puente a otro cercano donde está anclada la cuerda. Donde practicarlo Para la práctica del Puenting lo más necesario es encontrar un puente que reúna las características necesarias, de altura y de anchura. Por fortuna en el Pirineo, gracias a los numerosos ríos barrancos abundan este tipo de construcciones. Además es necesario que el puente tenga un construcción adecuada que permita anclar correctamente la cuerda en uno de sus lados. También existen numerosas atracciones en Parques de Atracciones desde donde, a través de una grua con una caja, podrás realizar ese salto. Recomendaciones En esta actividad cuya práctica dura apenas unos segundos, es evidente que lo más importante y lo que más tiempo nos va ocupar va a ser el tema de la seguridad. Todo el material debe estar en perfectas condiciones, y es necesario revisarlo antes de cada salto. Tanto el arnés, como las cuerdas y los mosquetones, pueden tener defectos no apreciables a simple vista y por ello precisan una revisión minuciosa. Además, es necesario que las personas que vayan a saltar no padezcan enfermedades del corazón y estén como mínimo dispuestas a un buen subidón de adrenalina.

Origen: Cuenta la leyenda que una mujer era maltratada por su marido, huyó y tras la persecución cayó al suelo sin llegar a estrellarse, ya que por suerte se le enredó una liana en el tobillo. Esta práctica se inspira en un rito ancestral originario de las islas de Pentecostés en Vanuatu. Actualmente en la aldea de Bunlap se juntan todos los jóvenes para saltar desde una torre de bambú de 25 metros demostrando su valentía, cuanto más cerca queden sus cabezas del suelo, más valor representa. También augura una buena cosecha en el poblado. Después se extendió, en los años 70, en Inglaterra a través de unos acróbatas llamados Dangerous Club, un poco más tarde fue en Estados Unidos desde el Golden Gate de San Francisco. En los años 80 se extiende hasta Francia, en la que proliferan rápidamente empresas dedicadas a esta actividad. En España no se introduce hasta el año 1991. Descripción: Salto al vacío desde un puente natural o artificial, en el que el participante va sujeto por los tobillos y/o cintura por un arnés y una cuerda, la cual puede aguantar 10 veces el peso lanzado. La cuerda puede ser: -Dinámica: es la que se utiliza en la práctica del puentig y el participante va de un lado a otro del puente describiendo un péndulo. -Elástica: es la que se usa en el benji o bungee jump, el participante siente la deceleración que provoca el material elástico y después el fuerte tirón hacia arriba. Existen otras modalidades de benji o bungee jump que son el scad diving, que consiste en saltar desde una altura de 40 metros sobre una pared sujeta por cuatro elásticos que absorben la caída de forma progresiva y sin peligro de ser despedido. Otra modalidad es el big jump, o salto desde helicóptero a unos 400 metros de altura aproximadamente. La posición del saltador es de pie y derecho, dando un pequeño impulso. Es importante no caer de pie para evitar posibles latigazos. La caída se produce desde una altura de unos 45 metros aproximadamente a una velocidad media de 85 km/h. Una vez en reposo el participante es recuperado hacia arriba, o bien descendiendo hasta el suelo. La técnica de salto es simple si se practican saltos de aficionados, pero para los saltos acrobáticos se requieren una gran destreza y habilidad, ya que un golpe contra el material podría producir alguna lesión. En la práctica cualquiera de la actividades o modalidades citadas produce una sensación de caída libre, convirtiéndose en una actividad de verdadera catarsis para nuestro organismo. Material: Todo el material está perfectamente estudiado para ofrecer una total seguridad. Existe material de montaña estándar que se utiliza en el bungee jump, tales como mosquetones, arneses, descendedores, etc., así como material industrial (grilletes, eslingas, etc). Todos ellos están homologados por organismos oficiales. El material específico del salto son las cuerdas (elásticas o dinámicas) y el arnés. Todo el material deberá tener una resistencia diez veces mayor a la máxima para la que han sido concebidos. Los controles técnicos del material se hacen asiduamente en laboratorios y testado en el mismo centro. Consejos: Nunca practicarlo en solitario, siempre debemos dirigirnos a una empresa especializada, que nos ofrezcan garantías de seguridad, los seguros R.C. y la formación del personal. El personal del centro deberá tener una cualidades físicas y psíquicas determinadas, sentido de la responsabilidad, estudios de socorrismo y un perfecto conocimiento del material con el que trabaja